17.1.13

Obsolescencia programada



1980 Philips' Walita Catalog - Walita Juicer HL3235 or HR2290

El jugo de naranja con zanahoria ha sido una constante durante mi vida. Cuando era pequeña, todos los fin de semana mi mamá religiosamente sacaba su juguera y nos deleitaba con un delicioso jugo natural. De hecho, aún lo hace y lo más sorprendente de esto es que ha utilizado la misma juguera hace 28 años. Esta querida juguera no nos ha fallado nunca y cuando pasamos por tiendas y vemos las nuevas jugueras tecnológicas siempre comentamos que lamentablemente estos aparatos no durarán ni 10 años. Lo más triste de todo es que probablemente esto sea verdad, la calidad de los productos ha caído en picada tan descaradamente que ya ni siquiera nos acordamos de los tiempos en que las cosas realmente duraban y este fenómeno tiene un nombre: obsolescencia programada

La obsolescencia programada es básicamente una estrategia usada por las empresas para vender más que consiste en acortar la vida a los productos que fabrican para que estos se echen a perder y pronto tengamos que adquirir uno nuevo en reemplazo. Esto se aplica a cualquier producto y mercado, sólo fíjense en el estado de sus zapatos después de un mes de uso, de la polera que se compraron la semana pasada y que ya se está deshilachando, de la impresora que duró menos que un media hora, de la lavadora que se sacude para todos lados en vez de lavar la ropa, del celular tash que hace caso omiso a las órdenes de tus dedos, etc.

Si esta triquiñuela de los fabricantes les parece por lo bajo fea, hoy en día las empresas usan y abusan de una estrategia aún más poderosa: la obsolescencia percibida o de estilo. Ésta se encarga de hacernos remplazar un producto que funciona perfectamente por otro más nuevo sólo para estar “in” o “al día” con la tecnología. El ejemplo estrella debe ser el de los Yo-teléfono, uno se entera de la salida al mercado de un nuevo modelo de estos aparatos y la gente corre a comprarlos mientras desechan el antiguo que funcionaba re-bien, sólo que no tenía la gracia de ser el último, o sea, a la vista de la gente los productos se vuelven obsoletos. Con la moda esto existe hace rato ya, pero creo el proceso se está acelerando demasiado: colores, formas, ciertas prendas se ponen de moda y pasan al olvido rápidamente. Estoy segura que en unos meses el color verde agua o menta y las faldas asimétricas de gasa desaparecerán de nuestras vitrinas para no verlos en mucho tiempo más y por mientras muchas desecharan esas prendas por estar fuera de moda.

Cualquiera sea el tipo de obsolescencia, lo fundamental es saber que cada vez que desechamos un producto estamos contaminando el medio ambiente y que esto no les interesa ni un mínimo a los fabricadores mientras ellos sigan generando ganancias. Lamentablemente aunque los precios de los productos sean bajos, el precio real que estamos pagamos, como sociedad y con el planeta, es muy alto. Creo que esta estrategia de mercado definitivamente no puede seguir siendo el modelo dominante de consumismo. Sabemos que al estar insertos en una sociedad de mercado, el consumismo es el eje central de ésta, pero un modelo  sin sustentabilidad ecológica no debe y no puede seguir siendo sostenible en el tiempo, por lo que inevitablemente la cultura del “comprar y tirar” tendrá que cambiar.

Por mientras nosotros, como consumidores conscientes, debemos tomar medidas para que la obsolescencia programada desaparezca lo más pronto posible. Lo mínimo es informarse a la hora de comprar algo, evitar el sobreconsumo, apoyar a las empresas que fabrican productos de buena calidad y que no explotan a sus trabajadores, también debemos intentar reparar un producto en vez de desecharlo, reciclar lo más posible y hacer caso omiso a la gente que se burla de tu celular prehistórico porque en el fondo tú eres el sensato y no el que anda con un teléfono inteligente último modelo.

Notas:
El documental de rtve “Comprar, tirar, comprar” y la juguera eterna de mi mamá han sido mi gran inspiración para este post. Pueden ver el documental aquí: http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/directo/ , también está en youtube y vimeo. 

Acá les dejo un resumen: 

29 comentarios:

  1. Hay un documental re bueno sobre eso, quizás ya lo viste "La historia de las cosas" me pasa sobretodo con la tecnología, porque sacan un celular teniendo el nuevo ya listo y con variarle detalles como las puntas o el color y ya dejan obsoleto al anterior... y con los notebook lo mismo, de hecho cuando compro uno ni miro después, bajan en 1 mes de precio, pq viene uno más y más taquilla, con la moda, como bien dicen tb siento que la maquina cada vez corre más rápido y de hecho casi que nos olbiga a crear colecciones minimo 4 veces al año....que terrible como nos lavan la mente :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. escribí horrible, pero se entiende :P

      Eliminar
    2. A mi me pasó con el notebook, despues de 10 años de usar mi computador prehistórico - un IBM - tuve que comprarme uno más tecnologico porque el mío ya no aguantaba más a pesar de las mil y una expansiones de memoria ram, disco duro, etc que le hice. La cosa es que me compré uno y a los poquitos días había bajado como 40 lucas! argh que me dió rabia! De todas formas llevo 3 años con el mismo notebook y no me ha fallado (aunque lo cuido ene).
      Sí vi ese documental, lo que más me sorprende es cómo seguimos haciendo lo mismo sabiendo que no es sustentanible ni sostenible en el tiempo...

      Eliminar
  2. Debo decir que me abriste los ojos.

    Mi mamá tiende a guardar TODO, absolutamente todo, sólo te cuento que mi refrigerador tenía más de 30 años y recién el año pasado se echó a perder sin poder encontrar alguien que lo arreglara (creo que lo habían arreglado dos veces, ésta dijeron que sería muy caro y no valía la pena), el microondas tiene como 25 años, los aparatos de la cocina, como una batidora tienen como 20 y el árbol de pascua 30, las cosas duraban muchísimo!, es cierto que todo tiene su ciclo y que hay que cambiarlo de vez en cuando, pero en realidad las cosas eran mejores.

    Hoy mismo fui a ver a foster las famosa SALE, pura ropa china, puro polyester! quedé anonadada, no de buena forma, pensar que compramos pura basura, cosas que no durarán la temporada.

    Siempre he pensado que la economía mueve al mundo, y así es, lamentablemente los que gobiernan este mundo son sólo empresarios con ojos de dinero $_$ y que no piensan ni en el medio ambiente ni en el mañana, no les importa si las generaciones futuras estarán bien, sólo les importa estar bien ellos y tener mucha plata, que triste U_U, ojalá empiece a cambiar la mentalidad global.

    Saludos Chio y me encanta leerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si po, yo creo que nosotros fuimos la última generación en crecer con cosas que duraban, especialmente, los electrodomésticos. En mi casa tenemos muchas cosas antiguas que siguen funcionando perfectamente y las cosas nuevas se echan a perder a cada rato. Lo mismo con la ropa, la ropa de mi mamá después de 30 años de uso aún está perfecta y yo con suerte puedo hacer durar mi ropa 5 años. Es muy triste pero estoy segura que esto tendrá que cambiar pues no se puede seguir asi y ya hay muchas iniciativas que dan cuenta de esto. Saludos!

      Eliminar
  3. PD: ah si! y lo de los celulares, lo encuentro ridículo, el otro día alguien decía "tengo celular nuevo!", del 4 pasó al 4s X_x, no es sano, creo que quiero volver a los ladrillos, funcionaban mejor

    ResponderEliminar
  4. Agh, sabes que he hablado de esto muchas veces con mi papá, y me carga -y lo he comentado con mucha gente que a veces me tilda de "envidiosa" sin entenderlo- esa manía que tienen las personas (sobre todo gente de mi universidad) de estar siempre con el celular último modelo. Para todos ellos sólo tengo una palabra: ridículos. La verdad es que no hallo algo menos consciente y superficial que estar pensando en ello y más aún, conseguirlo y exhibirlo como si fuese el único recurso para sobresalir. No lo sé, no lo entiendo. Mi celular no es del año 1 (de hecho el anterior que tenía lo era y se rompió), pero tampoco es lo más pro del universo, está lejos.
    En fin, de verdad creo que esa gente no va para nada conmigo, quizás lapidarlos por algo así sea exagerado, pero me molesta mucho esa mentalidad tan básica disfrazada de "necesidad". Recuerdo un compañero que me dijo una vez "necesito el galaxy note" y yo le dije "para qué, si tienes el último iPhone" y dijo "porque es más bacán". Mi cara fue exorcizada por el demonio, haha.

    Saludos Chio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que los publicistas han conseguido que todos caigamos en ese juego que querer cosas que realmente uno no necesita. El juego sicológico es tan eficiente que pensar que es "tonto" reemplazar todo el tiempo un celu por otro más nuevo pasa a ser antipopular y típico que te tildan de "envidiosa" o "resentida". Por otro lado, actualizarse con las tecnologías parece ser imprescindible en el día de hoy pero creo que siempre hay que tener consciencia de la gran cantidad de desechos que estamos creando gracias a nuestras "actualizaciones".

      Eliminar
  5. Es culpa de las empresas, pero los consumidores somos los grandes respondables...me carga pensar que las cosas funcionan así y que más de una vez he estado a punto de las lágrimas porque mi viejo teléfono es como Highlander y no para de vivir mientras visualizo una vida mejor con un teléfono inteligente...puras tonteras que me he dejado meter en la cabeza...eso tiene que parar y el cambio debería venir de nosotros, la gente...vivir con lo que necesitamos y listo.
    Un abrazo...creo que ya puse una cuestión para seguidores en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi pololo tiene el mismo celu hace 7 años y cuando la batería se echó a perder recién el año pasado, en vez de comprarse otro buscó una batería nueva en reemplazo y por mientras me acordaba de algun celu que tuve que la batería duró como 6 meses y cambié el celular en vez de la batería, asi de mal enfocada, jaja.
      Y claro mientras los consumidores sigan comprando y tirando las empresas no van a cambiar porque las ganancias son muy jugosas como para cuestionarse si lo que están haciendo es realmente bueno o no.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Es cierto, todo es tan desechable ahora. Las lavadores ahora con suerte te duran más de un año y los repuestos son practicamente imposibles de hallar, aun así prefiero agotar hasta el ultimo recurso del servicio tecnico a comprar algo nuevo. Conozco gente que tiene iMac, Macbook, Macbook air, solo por el placer de tener todo de esa marca, me da nauseas. Con los celulares es lo mismo, compran los de ultima generación y a los meses después compran otro que es quizás un poco mas moderno que el anterior y así... En mi caso pasé del ladrillo a invertir en uno de ultima generacion altiro, que fuese funcional para las cosas que necesito y que su tecnología me permita tenerlo por mucho tiempo sin que sea obsoleto.

    Lo mismo pasa con la ropa, sobretodo retail que goza haciendo prendas de baja calidad a precios a veces histéricos pero que después del lavado se deterioran al instante.

    Para nosotros lo unico que nos queda es ser más cuidadosos con estos temas, comprar artículos de calidad e intentar hacer el menor impacto en el ambiente.

    Saludos!
    Gis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy bien eso de pasar del ladrillo a uno que sabes que va a ser funcional por mucho tiempo. Si bien los ladrillos eran bacanes en su tiempo, si uno quiere estar al tanto de los cambios tecnológicos resulta muy difícil seguir con el ladrillo porque ya está obsoleto funcionalmente.

      Yo ya no le puedo tener más asco al retail, en serio, con todo lo que he estado leyendo cada vez que veo una prenda que me podría gustar en el retail me acuerdo de las mil y una razones que tengo para NO compar ahí y listo, se me quitaron las ganas ajjaa.

      Eliminar
  7. Wnnnnnnn mi mamá tiene el mismo cosito de los jugos!!! Y hace de zanahoria!!! Te prometo que justamente ayer estábamos hablando de eso, de cuánto le había durado y de las perfectas condiciones en las que se encuentra... es que estos locos son muy descarados!
    Yo compro puros zapatos y accesorios sintéticos, porque no uso cuero, pero cuando se me echan a perder los arreglo aunque me hayan costado 3 lucas! Que algo sea barato no significa que podamos reemplazarlo así como así, y aunque no me considero ecologista, sí que me preocupa reciclar lo más que puedo, regalando ropa o cualquier otro artículo a terceros, si es que me compro algo.
    Un abracín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también arreglo todos mis zapatos sean de cuero o de plástico, también arreglo la ropa y todo lo que yo pueda arreglar. Además gracias a mi pololo Mcgiver, jaja, he aprendido que muchas cosas como los celus o las impresoras se pueden arreglar aun cuando en el servicio técnico te dicen que no tiene arreglo, gracias google! jaja.
      Saludos!

      Eliminar
  8. ¡Qué gran verdad! En la casa de mis padres, la lavadora tiene 30 años y funciona como el primer día, sin embargo en mi nueva casa muchas de sus funciones se han estropeado a los pocos meses de haberla estrenado.... ¡Y no es por falta de cuidado!
    Muy interesante, veré el documental.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que te guste el docu, es muy interesante! Saludos

      Eliminar
  9. Hace un tiempo vi un documental que hablaba sobre lo mismo. Y en efecto, mostraban la ampolleta que emite luz desde 1905, y que en un inicio, las ampolletas duraban más, y varios casos más.Y es ese enfoque occidental, porque siempre la capacidad de ahorrar ha existido. Ignoro como va a terminar esto, si es que podremos moderar el consumo, porque el paradigma sigue siendo ese: más consumo, más prosperidad para todos, lo cual ni siquiera se traduce en la realidad.
    Está muy interesante tu blog.
    Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa ampolleta está en Alemania...ejalé!

      Eliminar
    2. Ese es el docu "Comprar y tirar". Yo creo ( o quiero creer) que cambiará el paradigma, no se puede seguir así por mucho tiempo, especialmente porque los recursos finitos se acabarán algún día. Saludos!

      Eliminar
  10. Chio quiero ser tu amiga!!! jajajaja

    Como siempre toda la razón, pa que digo yo andar comprando cosas si lo que tenemos aún funcionan? Yo como llegué con una mano adelante y la otra atrás a los lugares que me he ido fuera de Chilito lindo me acostumbré a comprar cosas viejas y usadas, no por eso malas. También muchas veces he recogido cosas de la basura y las he arreglado, y podrás creerme que son las que más me gustan y quiero. Mi filosofía de vida ( y también de pareja) es que NUNCA se compra algo si es que no se va a usar mucho, tampoco si lo anterior está bueno o medianamente bueno. Por ejemplo mi microndas que casi nunca ocupo debes pararlo desenchufándolo, y no pienso comprarme otro hasta que la porquería reviente jajaja. Claro que soy realista y con muchas cosas me cuesta un poco esta filosofía, sobre todo con las carteras y zapatos, pero me he portado bien ultimamente :) Nunca he podido entender eso si la manía y locura con las cosas tecnológicas, que casi siempre son mega caras, yo hace 14 años que no tengo tele y de celular ni hablar, ahora no tengo y cuando tuve en Chile siempre fue de los monofónicos jajaja.

    Eso sería linda, te dejo porque me voy a ir a emborrachar a una fiesta al Viejo San Juan (entre nos ;)

    Cariños Chio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu filosofía de vida, yo también soy asi pero no siempre me funciona siempre especialmente con la ropa, jaja, chocale! Yo antes le hacía un poco de asco a las cosas usadas pero ahora las considero una de las mejores opciones y de hecho busco cosas usadas porque sé que en general la ropa dura más (previa al año 2000). Saludos y yo tb quiero ser tu amigui! jaja


      Eliminar
  11. Toda la razón, antes las cosas se reparaban, los zapatos se llevaban a la reparadora y podías usarlos por años, mi madre también tuvo el mismo refrigerador y licuadora por 30 años más o menos! Hasta que ya no existían repuestos en ninguna parte y tuvo que cambiarlos por otros que no duraron ni un tercio de eso...en electrodomésticos no tenemos mucha opción ya que todos están hechos para durar poco, pero creo que en el ítem ropa si se puede optar por prensas de mejor calidad que durarán años, yo prefiero comprar 1 abrigo por temporada antes que llenarme de prendas que al mes estarán llenas de motas, inservibles...lo que sí creo que se ensañaron con los comentarios en contra de los consumidores de tecnología...yo creo que esta te simplifica la vida, personalmente no twngobtiwmpo casi par sentarme frente al computador a menos que este en la oficina obvio, entonces desde el smartphone puedo hacer mil trámites que me consumirían horas en oficinas, puedo pagar cuentas, pedir horas al médico, revisar mi cuenta corriente, enviar Correos, sacar fotos y hasta bloguear...poder hablar por teléfono con imagen para mi no es una estupidez, sino una ayuda para cuando mi marido esta fuera de la ciudad por trabajo y mi hija lo echa de menos, puede conversar con el mirándolo, es fantástico! Entonces tanto odio hace el consumo de tecnología no me parece, sobre todo viendo la exhibición frecuente de compras en moda y belleza en muchos blogs...uf me alargue demasiado, muy buen post, cariños ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que el odio está dirigido al consumo de tecnología como tal, sino más bien al consumo indiscriminado y la nula capacidad que tienen éstos consumidores de darse cuenta que:

      1) No es sustentable para el planeta (ni para el bolsillo) reemplazar el celular/computador/consola de juego/televisor/etc cada 6 meses (¿cuántos de ellos harán algo por reciclar esos celulares,pcs, etc?). La cantidad de desechos tóxicos que dejan éstos productoses realmente horrible (estaño, selenio, níquel, litio, silicio, etc) y hasta la fecha se está haciendo muy poco para reclicar partes de ellos. El problema de la basura electrónica no puede ser ignorado porque compromete la salud de las personas y el medio ambiente en general y está en aumento cada vez más gracias a los consumidores de tecnologías.

      2) Las empresas los están haciendo lesos: En los primeros modelos de Ipods si se te echaba a perder la batería, Apple te decía que debías comprar uno nuevo. Una abogada los demandó y se comprobó que las baterías estaban hechas bajo criterios de obsolescencia programada, o sea, duraban no más de 6 meses. No me cabe duda que esto pasa con otras empresas además de Apple, pero honestamente que te hagan gastar plata a cada rato y que más encima haya gente que le rinde culto a estas empresas es como para replantearse la inteligencia de esas personas. Las tecnologías eficientes de consumo y durables en el tiempo existen pero no se usan y no veo a ningún consumidor de tecnologías reclamando por esto.

      Si coincido contigo en que si vamos a criticar a los consumidores de tecnologías hay que ser consecuente y no vanagloriar las compras de ropa/cosméticos que se exhiben en los blogs. Y con respecto a la ropa, yo estoy en buscando prendas de mejor calidad y no me ha ido muy bien, creo que pediré datos en un próximo post. Saludos!

      Eliminar
  12. En verdad es sospechoso que en estos tiempos en que la tecnología permite casi cualquier cosa no hayan encontrado la forma de hacer durar los artefactos electrónicos. Yo me di cuenta solita hace tiempo de eso porque ya empezó hace muchos años, pero ha ido empeorando a pasos agigantados y es que también la industria de la tecnología apunta a un sector ávido de cosas nuevas y que logra que los aficionados a esta muchas veces hagan cola días antes que salga la "nueva maravilla" para tenerla primero que todos. A lo mejor si a esta gente les preguntas si preferirían tener un aparato que durara 10 años sin necesidad de cambiarlo eligen la alternativa de comprar uno más "bacán" frecuentemente porque se aburren del mismo objeto cuando ya lo tienen un tiempo. Díganme sino es por eso que los genios están modificando todo el tiempo las páginas web que usamos más seguido como gmail, youtube, facebook... Una vez que uno sentía que ya estabas dominando más o menos el etorno, que te sabías los menús y estabas acostumbrado a ir a la esquina a buscar la pestaña que te llevaba a otra sección van y te cambian toda la cuestión y después en enviar un mail no más te demoras una eternidad porque no encuentras el botón "enviar". Cuál es la idea de estar todo el tiempo cambiando las cosas digo yo????? y así con todo, lo único que yo pienso es que si por lo menos le están dando empleo a más personas bueno... pero la basura tecnológica es todo un tema. Hace falta que se creen más alternativas de reciclaje de cosas obsoletas mientras la mentalidad de la gente cambia.
    Por la calidad de la ropa uno puede reclamar, si uno compra algo y antes de 3 meses tiene problemas "deben" cambiarlo y por lo menos el Sernac ha cumplido un buen papel al recibir denuncias de casos en que los productos no cumplen con las espectativas. Antes uno iba a reclamar y te tiraban la prenda por la cabeza, ahora el cliente tiene más la razón y se le está respetando más.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja que me dió risa eso de los cambios a las páginas web. Me acuerdo cuando cambiaron el look de facebook hace un tiempo, todos reclamaban que no les gustaba, lo mismo con twitter, etc. Yo creo que la gente mayor que yo, ve estos cambios más fuertes aún. Mi mamá siempre se queja de las "leseras" de productos que hacen ahora. Hemos tenido super mala suerte con las lavadoras desde que cambiaron la prehistórica que teníamos por falta de repuestos, lo mismo con la cocina :(
      Y claro uno puede reclamar por la calidad de la ropa pero en el retail te venden ropa con los hilos y botones sueltos incluso con hoyos, no sé cómo se puede pedir calidad si las prendas en los colgadores ya se ven de mala calidad.

      Eliminar
  13. Yo el otro día vi un reportaje a pito de esto en TVE o Antena 3, no estoy segura cual de los dos, pero era sobre esto mismo pero desde otro punto de vista. De una empresa que recogía cosas que la gente botaba porque "estaban malas" y las arreglaban y re-vendían a bajos precios. Antes esa tienda era super conocida para los inmigrantes pero hoy en día cada vez iban más españoles debido a la crisis en busca de electrodomésticos con mejores precios. Hasta los vendían con garantía o te enseñaban a arreglar los tuyos. Ese es otro punto de vista, ahora uno no se cuestiona en llegar y botar algo que dejó de funcionar y simplemente sale a comprar otro. No pensamos en el daño ecológico que hacemos en botar toda esa basura electrónica indiscriminadamente y más encima sin separarla adecuadamente.

    Es un gran tema, además muy extrapolable a muchas otras cosas y temas de la cultura actual.

    Abrazo Rocío :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, si creo que vi parte de ese documental y de hecho me acordé ene de mi pololo porque él arregla absolutamente todo. Yo tenía 3 celulares que Entel me había dicho que no tenían arreglo, vino mi pololo los abrió y listo! todos funcionan perfecto ahora. Siempre pienso que si en Bélgica se van a crsisi mi pololo podría armar una tienda así. Y claro es alarmante que muy pocos nos cuestionemos qué pasa con nuestros desechos, espero que eso cambie luego.
      Saludos!

      Eliminar
  14. Uggg menos mal que mi adn cachurero jamás quiere cosas nuevas para reemplazar las antiguas, e incluso los aparatitos tecnológicos viven conmigo hasta que mueren. Y mi ropa usada y yo somos cuento aparte :)

    ResponderEliminar