2.2.13

Don’t judge a book by its cover

Hablando de aniversarios de libros, hace poco se celebraron los 50 años desde que se publicó The Bell Jar  (La campana de cristal) escrito por Sylvia Plath.  La editorial Faber re-diseñó la tapa para conmemorar esta fecha y cuando la vi quedé con una sensación muy incómoda. Creo que es ineludible que la gente juzgue un libro por su tapa así que aquí va mi opinión con respecto a la portada que causó mucho rechazo dentro del círculo literario e incluso dio para parodias.

 (izq.) Primera portada de Faber en los 60s (der) La portada de la discordia
 Por un lado creo que la portada tiene cierto sentido con el libro. La mujer sosteniendo un polvo compacto con la boca fruncida demuestra la incomodidad de ella misma probablemente aludiendo a la crítica que hace Plath al rol de la mujer y los cánones de belleza, además del mensaje medio subliminal que cualquier mujer normal incluso las lindas que usan maquillaje pueden tener problemas de depresión. El simbolismo de una persona mirándose al espejo también refleja la disyunción del “yo”, algo muy importante en la novela. Pero para poder ver la portada así hay que saber acerca de la obra. He aquí el problema, porque para alguien que nunca ha escuchado sobre esta obra, la portada parece evocar un típica historia del género chick lit y y fue esto lo que me molestó, especialmente ese tipo de letras típicos de la literatura del sólo entre chicas, como le digo yo. Si no me creen, encuentre la obra maestra:


¿Pero por qué me molesta que The Bell Jar se asocie a ese género?  Primero creo que hay que definir el género en cuestión: chick lit[erature] es un género que se mira en menos por los críticos de literatura “seria” porque es escrito por y para mujeres (de ahí el termino informal 'chick' para referirse a mujeres jóvenes). Bajo éste género se agrupa cualquier libro que tenga como trama a una mujer relativamente joven e independiente en busca de amor y que tenga un final feliz. Admito que generalmente yo miro estas portadas con cara de reprobación pero sé que en definitiva no hay nada malo que a uno le gusten las historias románticas con un final feliz, ni el color rosado pues a mi también me gusta. El escapismo es algo que todos necesitamos de una u otra forma. Además, así como hay libros malísimos en la literatura del solo entre chicas también hay libros buenos que no solamente hablan de la búsqueda de un príncipe azul – como lo vimos con Bridget Jones. Sin embargo, lo que me molesta del llamado chick lit y esas portadas es que no hacen más que encajar a las mujeres en un absurdo constructo de que lo único que nos interesa y escribimos las mujeres es sobre encontrar al hombre de la vida, además de la moda y el maquillaje.

Que se tome a The Bell Jar únicamente como un chick lit gracias a ésta portada - que irónicamente ni siquiera tiene algo que ver con chick lit - significa que aún estamos definiendo un género literario por el género de la persona que lo escribe y esto es, por lo bajo, simplificar las mil y una complejidades y el mérito que ésta obra y autora tienen. Además que con esto se excluye a los hombres como posibles lectores ya que ellos creen que éstos libros apelan a una audiencia exclusivamente femenina. Incluso me atrevo a decir que esta tapa puede espantar a mujeres que no quieren caer en el estereotipo de leer libros “rosados”, como muchas veces me ha pasado. Si hubiese juzgado The Devil Wears Prada o Bridget Jones por su tapa nunca los habría leído ni disfrutado y estoy segura que a muchas otras personas les pasa lo mismo. No hay que subestimar eso de que “sólo es una portada”.

De cualquier forma esta edición claramente no tiene como objetivo atraer a los lectores que ya conocen a Plath, sino más bien apunta a un público objetivo nuevo - el que lee chick lit – y en ese sentido sí es una buena estrategia para introducir a Plath a nuevos lectores, pero también creo que se está restringiendo mucho el alcance de la obra porque definitivamente no veo a un hombre comprando este libro por la portada. Eso opino.

16 comentarios:

  1. Concuerdo mucho con tu opinión, hace rato ya que dejamos de decir que el rosado es para mujeres y el azul es para hombres, no obstante las editoriales y sus ediciones siguen intentando hacernos creer que soportamos y compartimos su idea de clasificación de género en cuanto a los libros. Tuve la oportunidad de ir a una charla de una ilustrador de una editorial independiente en Valparaíso y una niña como tu le preguntó acerca de esto mismo, y el dijo "Todo lo sacamos por encuestas y según lo que nos conviene" - respuesta más idiota no pudo haber. Si siguiéramos todo lo que la publicidad y los cánones del comercio nos inculca, jamás tendríamos algo azul o algo negro en nuestro closet porque según la sociedad es "de hombre".

    Las únicas que podemos expresar esto es a través del "comercio" y no hacer que esos libros con portadas rosadas sean best seller, sin embargo hay algunos de esos ejemplares que son grandes producciones por eso no hay que "meter todo en un mismo saco".

    Nunca hay que juzgar un libro por su portada, yo lo juzgo por lo que dice en la contraportada haha. Ojalá que las editoriales dejen de clasificar a sus lectores, mientras más homogéneo sea el público, más ventas y más provecho se le saca al libro.

    Me encantó tu post Chio
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Toda la razón Chio, lamentablemente la cubierta dice mucho al momento de adquirir un libro. Muchas veces nos dejamos llevar tan solo por la cara y ni siquiera nos damos el tiempo de cachar un poco más de que se tratan las cosas y es por eso que nos podemos perder buenos libros y otras cosas más. Otro punto importante es en que lugar o estante se pone la obra en la librería, eso dice mucho también.

    Siempre recuerdo una vez que leí -a no me acuerdo quien ni donde- que el libro "The History of Sexuality" de Michel Foucault (del cual me declaro admiradora fanática) era confundido y comprado muchas veces como un libro sexual y na que ver poh, cuando la gente lo comenzaba a leer lueguito lo iban a devolver jajajaja. Definitivamente la tapa o el titulo pueden decir y confundir mucho.

    Me gustan mucho tus análisis de libros Chio, ojalá sigas haciéndolos :)

    Un gran abrazo linda!

    ResponderEliminar
  3. Debo decir que jamás he leído aquel libro, y hablando de su portada: he ahí el motivo. Es increíble cómo la cara de una cosa (ni siquiera un libro, sino cualquier tipo de cosa!) puede engañar a la gente. Estos tipos de libros con portadas enfocadas a "mujeres" son absolutamente invisibles para mí. Supongo que de una u otra forma, creo que soy de esas personas que subestima esa temática de "mujer independiente busca hombre y acto seguido: final feliz" y por eso no los leo, o termino (como me pasó con Bridget), es un género que está años luz alejado de lo que me gusta, y sin embargo, algunos libros que amo con todo mi corazón tienen unas portadas horribles (sí, no una, no dos, sino muchas, jaja).

    ResponderEliminar
  4. Claramente una portada te puede atraer hacia algo en forma errada y a mí también me ocurre lo contrario cuando juzgo mal un libro por una portada demasiado fome también. Reconozco que me dejo guiar por las portadas, pero también me pasó cuando recién empezaba a comprar libros que a veces me atrajeron malos libros pensando que eran del tipo de los de Jane Austen por una tapa con personajes en traje de época... fiasco de novelas románticas o pseudohistóricas! Debe ser que adelantándose a eso Salinger dejó expresamente prohibido que le pusieran alguna portada a su "Guardián en el centeno". Igual me pasa con las películas que tienen unas fotos promocionales en las carátulas de los DVD tan artificiales que no me invitan a verlas y a veces no tienen nada que ver con la calidad de la película.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi incluso me pasa con carátulas de Cds, he bajado unos sólo porque es linda la carátula, obviamente me he encontrado con de todo, bueno y malo.
      Lo que me da risa es que si está destinado a un público que lee novelas livianas esta no es para nada liviana, van a quedar todos marcando ocupado! jaja

      Eliminar
  5. Nunca había pensado tan seriamente en ese dicho de "juzgar un libro por la portada", pero definitivamente tienes la razón, es que si la portada no es suficiente llamativa nadie lo comprará. Quizás para un 50 Aniversario hubiera sido más conveniente una portada más llamativa para todo público, pero como bien dices, es obvio que estaban tratando de dar en el blanco a un público femenino en potencia, quizás con el fin de atraer la atención de todas aquellas lectoras de las 50 Sombras de Grey u otros parecidos bien leídos :)

    Saludos y me dan ganas de leer con tus comentarios, empezaré nuevas políticas y una de esas es terminar el libro que estoy leyendo desde el año pado, HHhH.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que excluyen a muchos posibles lectores con estas portadas con tanto glitter y cosas de 'sólo entre chicas'. No sé qué tipo de libros te gustan pero igual te recomiendo que leas este, no es tan largo, vale la pena. Saludos!

      Eliminar
  6. Es verdad, muchas veces me dejo llevar por la portada del libro, más si no tengo ninguna referencia acerca de él. De hecho, no tenía idea de qué trataba el libro de tu entrada y cuando vi la portada pensé que era algo así, como un libro "de chicas" o una historia muy centrada en lo femenino, pero cayendo en los estereotipos. Haces comúnmente críticas literarias en tu blog? revisaré para ver si tienes más. Qué estés bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces escribo sobre libros, puedes hacer click en la etiqueta "libros" y ahí llegas a todas las entradas que he escrito sobre literatura. Saludos!

      Eliminar
  7. Saliéndome un poco del tema de la portada te cuento que no he leído este libro, pero como más de una vez lo has comentado en tu blog pues lo busqué hasta que lo encontré for free y lo acabo de meter al kindle para leerlo, te cuento cuando lo termine.

    Saludos Chio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, me encanta discutir mis libro favoritos asi que cuéntame nomás cuando lo termines de leer. Saludos!

      Eliminar
  8. Concuerdo absolutamente. Si yo viera la portada de ese libro jamás lo compraría, porque claro, te da una sensación de superficialidad extrema, sobre todo si no conoces la trama. Y los hombres pasarían de él de seguro, onda, qué masho recio puede andar en el metro con un libro de una mujer maquillándose?
    Creo que fue una mala jugada, te apoyo en la indignación xD

    PS: Cuánto tienes un tiempito? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio, le pregunté a mi pololo si compraría ese libro y me dijo "sólo si es un regalo para ti" jaja, asi que obvio que ningún hombre andaría con ese libro en el metro por eso me cae mal esta tapa, grgr.

      PS: Te contacté por interno 1313

      Eliminar
  9. No sé si estar o no en desacuerdo contigo. Nunca ha sido para mí un tema el de las portadas, porque aunque puedan llamar la atención, no compro por la cubierta, sino que lo ojeo un rato. A veces las miro para ver si dicen o no relación con la obra después de leerla. Por otra parte, aunque sé quien es Sylvia Plath, no he leído su obra como para hacer el análisis que haces tu. Pero no habría pensado que esa portada podría causar un problema por parecerse a las de un género mirado en menos por gente sesuda, encargada de decidir que es bueno y que es malo. Además la calificación "chick- algo" me parece odiosa, porque limita. Quizás la portada revela un problema de entendimiento de los editores, que quizás sean misóginos o con una mente de los años 50 o que fuera un error incluso. Y si alguien lo asocia a otra cosa....es porque juzgan los libros por su cubierta.

    Que estés muy bien!




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me gusta mucho la clasificación chick lit porque es algo que se encasilla mucho y que lo encuentro medio machista por lo demás pero no se puede negar que existen libros con esa temática, incluso las portadas ya están estandarizadas en ese sentido y hay mucha gente que compra libros por sus portadas, especialmente ese público de chick lit.
      Yo sé que es bastante superficial juzgar un libro por su portada pero lo hago instintivamente a veces y me he fijado que mucha gente lo hace igual, si al final es la primera impresión y asi como el chick lit limita, esta portada limita a su audiencia porque definitivamente no veo a un chico comprando este libro con esta portada específica.
      Saludos!

      Eliminar
  10. es como súper radical el cambio... no tengo idea de qué se trata el libro, pero sean o no coherentes portada y contenido siempre me dejo llevar más por lo que dice la contraportada... aunque igual para ponerte a leer la contraportada tienes que ser persuadida por la portada AY que atroh no me gusta ninguna de las dos portadas, la primera es muy simple y no llama la atención -los colores?- y la segunda al parecer no tiene nada que ver con lo que contiene el libro ):< soy una persona muy insatisfecha.

    ResponderEliminar