16.6.13

"Wanting to die" by Anne Sexton





Wanting to die 

Since you ask, most days I cannot remember.
I walk in my clothing, unmarked by that voyage.   
Then the almost unnameable lust returns.

Even then I have nothing against life.
I know well the grass blades you mention,   
the furniture you have placed under the sun.

But suicides have a special language.
Like carpenters they want to know which tools.
They never ask why build.

Twice I have so simply declared myself,   
have possessed the enemy, eaten the enemy,   
have taken on his craft, his magic.

In this way, heavy and thoughtful,   
warmer than oil or water,
I have rested, drooling at the mouth-hole.

I did not think of my body at needle point.
Even the cornea and the leftover urine were gone.   
Suicides have already betrayed the body.

Still-born, they don’t always die,
but dazzled, they can’t forget a drug so sweet   
that even children would look on and smile.

To thrust all that life under your tongue!—
that, all by itself, becomes a passion.   
Death’s a sad bone; bruised, you’d say,

and yet she waits for me, year after year,   
to so delicately undo an old wound,   
to empty my breath from its bad prison.

Balanced there, suicides sometimes meet,   
raging at the fruit a pumped-up moon,   
leaving the bread they mistook for a kiss,

leaving the page of the book carelessly open,
something unsaid, the phone off the hook
and the love whatever it was, an infection.
                                                                                       Anne Sexton 



Hay algo terriblemente hipnotizante en la lectura de este triste pero hermoso poema. Su tono de voz, sus expresiones  - especialmente cuando ella mira a la cámara diciendo el último verso - y el poema en sí mismo.  Anne Sexton (1928 - 1974) me parece una poeta fascinante y poder verla recitando uno de sus “clásicos” es un privilegio, por eso lo comparto.

4 comentarios:

  1. Parece actriz en verdad. Murió tan joven! Se suicidó? Si uno pone atención al poema queda la sensación que sí podría haberlo hecho. Una pena... Es bonito y demente a la vez el poema. Espero que no le haya explicado así a su hija el tema de la muerte. Pucha, por qué la gente se obsesiona con el lado oscuro pudiendo tener más alegría de vivir?
    Gracias por la recomendación!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se suicidó, de hecho, ella comenzó escribiendo poesía como una recomendación de su siquiatra para salir de la depresión. Me gusta como ella describe la muerte como una "unnameable lust", y yo igual entiendo esa obsesión que hay con el lado oscuro, me parece que el poema le da en el clavo en ese punto. Saludos :)

      Eliminar
  2. Es que para los pelos, impresionante su lectura!! Me dejo y me dejara pensando la tremenda reflexión sobre el suicidio y la analogía que hace con los carpinteros ¿Cómo tan seca? A pesar, de que el suicidio y la muerte en sí, son temas demasiado complejos (tal como ella misma lo reconoce) resulta fabuloso que intente por medio de un verso hacerlo ilustrativo.
    No conocía a Anne Sexton, pero me fue inevitable hacer una conexión con esos poemas desgarradores sobre la muerte (y desamor) de A. Storni. Al leer a esta última, uno siente su dolor desde las entrañas.
    Cariños Chio y gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa comparación con los carpinteros la encuentro genial. Lo que me llama la atención es que ella describe a la muerte no como el "odio" a la vida, sino como un "enemigo" terriblemente seductor y, si, tiene algo de Storni con ese dolor desgarrador.
      Saludos!

      Eliminar