10.10.13

A un año de...

Hace tiempo que no escribo  acerca de mis compras de ropa, bueno hace tiempo que no escribo en el blog, jaja. Como una forma de retomarlo vuelvo a hablar del consumo de ropa – todo un tema para mí pero algo que tampoco me quita el sueño. Este mes creo que se cumple un año desde que intento frenar mis compras un tanto impulsivas y creo poder decir que voy en el camino correcto. Ya no voy por la vida comprando ropa como algo quién comprar mercadería todas las semanas y hay varias cosas que decir acerca de esto así que las enumeraré: 

1. Menos ropa, más dinero (duh) - Increíble lo que se puede ahorrar si uno toma consciencia de lo que está comprando. Preguntándome cosas del tipo: ¿Realmente lo usaré? ¿Funciona con la ropa que tengo? ¿Me queda este color?, ¿Qué material es? Ha sido la salvación para decir que no a varias prendas que probablemente estarían aun con etiqueta en mi closet. 

2. Sólo ropa que realmente me gusta - Suena irrisorio comprarse algo que uno no va a usar pero lamentablemente me pasó más de lo que me atrevo a decir y orgullosamente puedo decir que todo lo que me he comprado este año ha tenido su más que razonable cuota de uso. Eso no significa que mi closet esté libre de ropa que no uso : ( , al contrario, aun me queda mucho por deshacerme sólo que me cuesta taaaaanto, al menos no estoy sola en esto, ¿no cierto Ceci? 

3. Estilo más definido - Como he comprado prendas que realmente yo sentía que necesitaba para tener el look que quiero, me siento súper cómoda con lo que estoy usando, especialmente la ropa de invierno-otoño porque son mis looks favoritos. Verano es más complicado pero vamos de a poquito.

4. Hablando de ir de a poquito creo que esto ha sido la clave: No tengo apuro en comprarme prendas. No siento ninguna urgencia excepto cuando tuve que reemplazar mi beatle negro en invierno y no encontraba en ninguna parte uno 100% algodón. Me tomo todo el tiempo necesario para encontrar "esa" polera que quiero.

5. Finalmente, el buscar una mayor calidad en las prendas que compro fue la clave para comprar menos. Me fijo mucho más en los cortes, las costuras, telas y la proveniencia de la prenda. Hay ciertos tipos de telas que no puedo usar como por ejemplo 50%- 100% poliéster en verano que me hace sudar como si corriera la maratón, asi que voy descartando cosas y creo tener un mejor “ojo” con esto. 

Esas son mis conclusiones después de un año intentando comprar menos y a mayor consciencia. Con respecto a comprar ropa hecha éticamente, me ha resultado muy difícil pero he decidido que no me voy a angustiar tanto por no poder hacerlo, eso no significa que no busque ropa más ética y/o más eco simplemente que la idea no es sentirme mal, en otro post me explayaré más sobre eso. 

Los dejo con una foto de Winona en Reality Bites porque me encanta ella (y la peli) y siempre es un buen día para imitar su look noventero.

 

30 comentarios:

  1. Aplausos <3 yo recién estoy agarrándole el vuelo al estilo que quiero tener y se me hace difícil negarme cuando veo prendas que de verdad me gustan y que además son baratas, ya que me costó tanto formar este gusto :( pero bueno, me propuse comprar todo lo que me de verdad me guste y siga la línea de este estilo durante lo que queda del año y del verano, ya que en marzo entraré a estudiar y quiero estar 300% enfocada solo en los estudios, por eso para mi es primordial hacerme de un ropero bonito ahora.
    Admiro tanto como tratas este tema :)

    Muchos saludos
    PD: yo también amo el look de Winona en esa película <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me costó harto encontrar un estilo que yo pueda sentirme 100% cómoda, además que con toda la influencia de los blogs, las revistas y la tele es difícil encontrarse a uno misma sin tratar de imitar lo que otros llevan... ¿Y qué vas a estudiar? Recuerdo que estudiabas inglesa o no? durante la universidad esto del estilo para mi no era tema, en esos tiempos, uno se ponía el jeans con la polera y voilá! jaja.
      Saludos y Wino forever <3

      Eliminar
  2. esa foto la subí hace poco a mi face, es que amaré por siempre a Winona...
    con respecto al tema a mi se me hace treeeeeeemendamente dificil estando acá, pero definitivamente ya casi no entro a tiendas, para mi es mejor así, porque yo sé que me tiento, es como un drogadicto que se esta curando, si ves droga la tienes que tomar :( que fatal comparación.... Bueno, pero igualmente caigo en tentación sobretodo en los mercadillos (donde soy más que feliz) o una que otra cosa que busco particularmente porque sé que la usaré por mucho tiempo, en realidad ese es mi filtro mayor a la hora de comprar: Lo usaré por mucho tiempo? más que si muchas veces este año, necesito que no sea una moda perecedera, porque me llega a atormentar como cada vez duran menos las colecciones en las vitrinas y no soporto eso.
    Un beso grande Chio, te extraño mucho por acá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos amamos a Winona parece. JAJa tu comparación, bueno habla de una "addición" con comprar ropa y puede ser, yo creo que en algún momento llegué sentir algo así pero me asusté y dije que tenía que parar, y aquí estoy siendo lo más pragmática posible para evitar "recaídas". Lo de comprar ropa de segunda mano yo lo encuentro un arma de doble filo porque como es barata uno se entusiasma y compra y compra nomás y más de alguna vez he comprado algo que nunca usé así que mis restricciones van por el lado del consumo independiente si es segunda mano o primera jaja.
      Un abrazoo Andre, ojala que nos veamos algún día en la vida real :)

      Eliminar
  3. Qué estimulante encontrar gente consciente. Viendo tantos blogs reflexiono frecuentemente sobre el consumismo y creo que a muchas nos haría falta contagiarnos de tu espíritu. En algún momento de la vida es bonito entusiasmarse y tener el poder adquisitivo para comprarse las cosas que le gustan porque en el otro extremo, también es frustrante que te gusten muchas cosas y no poder comprar nada, pero llega un momento en que te das cuenta que eso no te lleva a ninguna parte más que a acumular cosas que no te sirven y te haces esclava de mantener el orden y la limpieza de cosas materiales que te sobrepasan. Sí, es mejor vivir con menos y sacarle el jugo a lo que se tiene, lo cual tampoco es vivir como un monje, pero con la dosis razonable de ropa y artículos de belleza.
    También amé esa película y me costó tanto encontrar el soundtrack. Me acuerdo de un vestido que usaba ella sin mangas y con florcitas que me encantaba.
    Besos Chio! se te echaba de menos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que le diste en el clavo, la idea es encontrar un balance entre ni mucho ni muy poco jaja pero más tirado a menos que a más. Yo estoy aplicandolo a la ropa porque era mi punto débil (los libros también lo son pero eso es otroo tema) y te juro que estoy sorprendida con lo que he avanzado estos meses, me tenía poca fe.
      Oye Reality Bites es una de mis favoritas ever y ese Ethan wachito, sí ese vestido es fabuloso siempe me imagino que lo veré en la ropa usada pero aun no pasa nada :(
      Saludos y se agradece que comentes!

      Eliminar
  4. Antes compraba solo en liquidaciones ahora mi pensamiento es muy parecido al tuyo, comprar solo algo que de verdad me guste, que sea útil y una buena relación entre costo y cantidad de uso diario.
    Te nominé a un premio en mi blog ;)
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las liquidaciones pueden ser fatales porque uno se deja llevar por el precio más que por la ropa que uno está comprando...Gracias por el premio! Saludos

      Eliminar
  5. Culpable de todo lo que se me acusa :( pero el primer paso ya lo di y asumo mi problema (¿llegaré al paso 12?). Ahora después de reflexionar creo que mi problema es esperar "futuras oportunidades" para la ropa y por eso no boto, siempre creo que me servirá en un futuro próximo.

    Me alegro que al hacer el recuento del año este sea positivo. Qué bueno que no hayas caído en tentación y te quede más dinero en los bolsillos, pero lejos lo mejor es que con el tiempo uno se va definiendo mucho mejor, es casi como un re-conocimiento (me fui en la volá Pilar Sordo jajajá) Yo hace rato que quiero reorganizarme, nunca he sido de gastar fortunas en ropa pero tengo mucha de segunda mano y he tenido la suerte de que me han regalado mucha ropa en mi vida y por eso he acumulado más de la cuenta. Hoy en día a pesar de que tengo más oportunidades de comprar (tanto monetarias como de lugar) me aguanto y lo pienso más, antes más cabra chica me compraba cosas a tontas y a locas. Hoy pienso en si lo voy a usar, si es "ponible" con la ropa que ya tengo, el precio, el material, si lo necesito realmente, etc, entonces al momento de finiquitar muchas veces no lo hago y no compro ná.

    Ahora tu dirás ohhh que gurú que es la Ceci, pero lamento informarte que la tontera la he llevado a otro plano: la casa. Ahora busco y compro tonteras para la casa, me encantan las cosas para la cocina y baño jajajá de hecho anoche instalé unos canastos maestros para mi cocina y no dejo de pensar en canastos para la ducha :( me consuelo a mi misma recordando el lema de esta casa "no se compra nada sino se necesita o se ha roto lo anterior y no tiene arreglo" y en general lo cumplo. algo es algo ¿no?

    Winona (big brown beaver?) la lleá en esa película, me encanta su "look"

    Un gran abrazo Chio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De que caí en la tentación caí, lo que pasa es que fue mucho más mesurado... y claro si uno comienza a hacer preguntas esa prenda que se veia tan bonita en una instancia ya no lo parece tanto cuando piensas si en combinable con tu ropa, si la vas a usar, qué material es, si vale el dinero etc..
      jaja A mi me pasó que dejé de comprar ropa pero empecé a comprar muuchos libros, ahora tengo un alto gigante de libros que aun no leo asi que me propuse no comprar más libros hasta que termine al menos 5 de los nuevos.
      Me gusta tu lema pero igual a veces es rico comprar algo así sin pensarlo, total si pasa rara vez no es tan terrible, el problema es cuando pasa todo el rato jaja.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Me gustan este tipo de post que publicas, estoy también en mi propia cruzada de consumo conciente y cuando comenzaste la tuya fue una inspiración para mí. Es reponedor hacer las cosas cotidianas con un sentido.

    Y tu pensamiento es un respiro. No quiero juzgar a nadie, pero me sorprenden en forma poco grata los post de compras mensuales. Me pregunto cuántas cosas tendrán acumuladas esas personas, si realmente las usarán o sólo están ocupando espacio. El cambiar nuestros hábitos de consumo para mí es el paso a la libertad. Como persona desordenada que soy, menos cosas es menos tiempo dedicada a ellas y más tiempo para esparcimiento y para llevar mi vida hacia donde quiero que esté.

    Un gusto como siempre leerte, un abrazo (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que el minimalismo es lo tuyo, por mi parte no creo que sea lo mío pero sí encuentro que bajar el consumo da libertad, me gusta tu posición.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Que bueno que pienses así!!!
    Yo ahora estoy comprando de esa forma porque antes era demasiado compulsiva para comprar y perdí mucha plata así que ahora ya no compro por comprar, hago listas de necesidades y no de deseos :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que cambiaste la forma de comprar, yo pensé que me iba a costar más pero la verdad es que no, no extraño comprar compulsivamente ajjaa. saludos!

      Eliminar
  8. Encuentro genial tu postura, y obviamente uno se ahorra mucho así, lamentablemente la industria está tan masificada que ahora casi todo lo que hacen y que llega a las grandes tiendas es polyester y no dura más de una temporada, las prendas de buena calidad y durables son difíciles de encontrar, mucha suerte en todo y felicidades por tu logro de disminuir la cantidad :D. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poliéster en mezclas con otras telas no es tan terrible poque le da durabilidad a telas más delicadas, el problema es cuando es el mayor porcentaje de textil en una prenda y claro la mayoría de las cosas que llegan con 100% o más de la mitad.. pero aún quedan cosas sin poliéster o con poco, lo digo yo que me he dedicado a buscar prendas con menos poliéster en este año, jaja. Saludos!

      Eliminar
  9. Me dejaste analizando el hecho de que si yo compro menos ropa ¿por qué aún así no me rinde el dinero? Snif!!
    Me gusta lo que has logrado en este año, se nota que ha sido un proceso constructivo.

    Cambiando de tema me hizo reir tu comentario, yo aún soy muy del siglo pasado y me dejo llevar por los juicios ajenos. Que suerte que tienes libertades con tu dress code, la verdad yo también las tengo pero aún así me lo cuestiono jaja.

    Saludos y que gusto leerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio me pasó eso a mi y después caché que se me iba la plata comprando libros ajaja pero ahora estoy un poco más ordenanda y tengo una cuota mensual para libros y otras necesidades "no-esenciales-pero-importantes". Saludos!

      Eliminar
  10. Yo te extrañaba!
    ajajaja
    Me gustó que a un año de tu promesa-nuevo-estilo-de-vida nos hicieras un post de cómo va eso.
    Al igual que tú, hace un tiempo comencé a organizar mis compras y buscar lo necesario y no comprar cosas innecesarias! y es una realidad lo que dices. Yo también compraba en cantidades industriales y cosas que me parecían "bonitas", pero de ahí a que fueran usables... uf... y acumulé decenas de prendas que se quedaron con etiqueta en mi closet. (cuando digo decenas, me refiero a más de 50)... Un día, me dio la cuestión! y agarré facebook y vendí todo lo que tenía nuevo y que nunca usaría. Y a partir de ahí comencé a comprar lo necesario. El resultado es que como compraba menos, tenía más plata para comprar cosas de mejor calidad. Y busqué ropa que en realidad me quedara bien.
    Aún no cacho bien lo que dices tú de las telas =( pero me alejé de comprar en zara y tiendas con mala calidad de vida para sus rtabajadores (a propósito de lo que tú misma nos comentabas). Así que sigo los preceptos Chiometanos y me ha ido bien también! :D
    Jajaja.
    Un abrazo grande! y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajajajja los preceptos chiometanos ajaja, la verdad es que no pensé que a alguien le iba a servir lo que yo escribía asi que me pone contenta saber que te ha ayudado, no pretendo ser un gurú y ni una guía en estas cosas pero si en algo te ha ayudado genial!
      Lo de las telas es algo especial porque crecí junto a una tía costurera y me acostumbré a tocar las telas y tratar de saber al tacto qué telas son, las propiedades de cada una, etc, quizás haré un post más tarde de eso.
      Saludos!

      Eliminar
  11. ajajaj hace un año entonces me acuerdo que te puse que yo andaba en la misma. Ahora me merezco incluso una medalla, porque como ando de mochilera por NZ el espacio y la plata de comprarme algo es casi nula. Las pocas cosas que he comprado las he tenido que elegir con pinza. Estoy segura que cuando vuelva a la normalidad seré mucho más frugal para comprar, porque lo mejor es vivir la vida con lo esencial.
    besos Chio, me encanta leerte

    Fran
    http://blognowornever.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uff me imagino que mochileando las cosas cambian bastante, qué rico lo que estas haciendo! Saludos!

      Eliminar
  12. Hola chioknipp ! encuentro genial lo que has logrado, te mega felicito. Yo por mi parte, de a poquito (y en parte gracias a lo que he ido leyendo al respecto) igual intento integrar pequeños cambios en mi rutina de adquisición, creo que es difícil pero no imposible.
    Por otro lado, te quería contar que después de mucho tiempo, pude encontrar The bell Jar y eso me hace muy feliz jaja, el vendedor de la librería me dijo que no sabía ni por qué estaba ahí el libro, que era la única copia que había y que no estaba ni inventariado, razón por la cual tuve un súbito impulso de abrazarlo, pero mi 15% Asperger me controló.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué buena que encontraste el libro! lo empezaste ya? Es uno de mis favoritos de la vida <3
      Saludos!

      Eliminar
    2. Sí, lo empecé ya, pero sólo puedo leer en mis viajes en micro así que avanzo leeento, pero igual me gusta porque lo decanto mejor; siento que si lo hubiese leído en mis 17 me habría hecho incluso más sentido, pero hasta ahora me va gustando mucho.
      Cuando lo termine te comento :)

      Eliminar
    3. Yo lo leí en el momento preciso y, ay, me dieron ganas de releerlo de nuevo, creo que lo haré :) de ahí cuentame tus impresiones, me encanta conversar sobre libros

      Eliminar
  13. Es admirable tener esa determinación... yo a veces me siento tan esclava de las cosas... no tengo ni que mirar revistas o blogs para estar buena parte del tiempo fantaseando con nuevos vestidos y jamás querer desprenderme de los viejos... un poquito de tu buen juicio me falta. Te felicito!! (Cuándo nos juntamos para darle a la conversa?)
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi también me cuesta desprendere de mis cosas, es terrible.. pero de a poquito se puede. Te escribiré un email para ver cuando nos juntamos :)

      Eliminar
  14. Yo también te admiro por tu "lucha". Más allá porque lo viste también como un problema social, al enseñarnos a muchas sobre las desigualdades y atrocidades de esas grandes cadenas de marca de ropa.
    Que rico que después de un año, puedas confesarnos a tus lector@s que si se quiere se puede!
    Espero que tu cambio de hogar vaya muy bien y ojala algún día concretemos lo del café, aunque a esta altura del año ya debería ser café helado no? Jajaja
    Cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja si po café helado, ¿cuándo? Yo ahora estoy con un poco de más tiempo, avísame por email :)
      un abrazo Aida!

      Eliminar